jueves, marzo 04, 2010

Soldado


La actualización del Facebook de un soldado israelí echa por tierra una operación militar

El Ejército israelí se vio obligado a cancelar hace varias semanas una operación de detenciones en Cisjordania después de que un soldado de una unidad de élite de los Cuerpos de Artillería anticipase el despliegue en una actualización de su Facebook, en el que realizaba un repaso por el trabajo que le esperaba esos días, según informó el diario Jerusalem Post.

"Este miércoles, vamos a limpiar (el nombre de la localidad) en un operativo de arrestos. Mañana otro operativo de arrestos y después, si Dios quiere, a casa este jueves". Este comentario, denunciado por varios compañeros de la misma unidad que el soldado indiscreto, echó por tierra un despliegue en la región cisjordana de Binyamin.

La actualización de su perfil le costó al militar diez días en prisión y la retirada de la unidad a la que pertenecía

Los comandantes encargados de la misión decidieron cancelarla al entender que su éxito y seguridad habían quedado comprometidos, aunque tuvo lugar en días posteriores y, según el diario israelí, concluyó con éxito. No obstante, al militar la actualización de su perfil le costó diez días en prisión y la retirada de la unidad a la que pertenecía.

La Unidad de Seguridad de la Información de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) hizo pública una carta para recordar que "la inteligencia enemiga analiza Internet en busca de informaciones del IDF". Estos datos "podrían impedir las operaciones y poner en peligro a nuestras fuerzas", añade el texto.

El caso no es único, ya que en abril de 2008 un soldado de una unidad de Inteligencia del Ejército fue sentenciado a 19 días de prisión por subir a su Facebook una fotografía que revelaba información delicada. El vicecomandante de esta unidad, el teniente coronel Eyal, reconoció que en 2009 también se registraron un "puñado" de casos en los que se vieron obligados a pedir a los militares que retirasen alguna información de las redes sociales.